El Altiplano

Tenía varios meses ya de no visitar el altiplano chapín, pero en mi corazón parecía más tiempo aún el de no recordar las praderas, la niebla, el frío, y otros atractivos intocables en tantas partes. (Por cierto…, la cumbre de Alaska se miraba particularmente hermosa en ésta ocasión…)

El Altiplano

El Altiplano

Dos cosas me han sorprendido mucho: los derrumbes y la amabilidad de la gente, ambas cosas situaciones extrañas en estos tiempos…

The Mist

The Mist

Estuve en Huehuetenango y la gente ha sido amistosa, amable y amena. Hasta el punto que he notado un claro gusto por buscar plática con nosotros los capitalinos. Refrescante sorpresa…!!, la ciudad ha crecido muchísimo…

El café y los chorizos son deliciosos por acá, no he podido dejar de acompañar todas las comidas con una porción de ambos deleites. Por las mañanas no hay tanto frío como uno se imaginaría, hasta eso ha cambiado…, loco mundo…

Luego, temprano el domingo por la tarde, un rinconcito desconocido para mí…, Zaculeu. No conocía este lugar, y aunque es relativamente pequeño si lo comparamos con Iximché o Tikal, las estructuras están muy bien conservadas e incluso fue agradable encontrar la primer plaza de juego de pelota, que no tenía el gusto de haber visto una antes…

Zaculeu

Zaculeu

Bien, la semana pinta dura e interesante, seguimos por acá…, enviando bitácoras desde la esquina…

Anuncios